Categoría inmueble (8)

El temor de dejar los bienes abandonados es uno de los dilemas que enfrentaron los venezolanos que emigraron en los últimos 20 años. Es el mismo que sienten quienes, en la actualidad, piensan irse del país. Sin embargo, la crisis económica ha sido para algunos la oportunidad de reinventarse en el campo laboral con nuevos oficios.
Muchos de los que se van prefieren vender sus propiedades o dejarlas al cuidado de sus familiares. Pero aunque no siempre es el caso, hay quienes deciden dejar su casa sola.

En Caracas, para un pequeño grupo de amigos que emigraron desde hace tres años, la situación es diferente. Cuentan con alguien al que catalogan de honesto y de confianza, un venezolano que se quedó y se dedica a cuidar las casas que permanecen deshabitadas.
Durante 15 años, Robert Llorens* se dedicó a gerenciar su propia empresa de promociones y eventos. Recuerda con alegría que antes de la crisis trabajaba para grandes compañías del país, organizó eventos para Empresas Polar, tuvo como clientes a empresarios de Telcel, prestó sus servicios a importantes productoras de ron y trabajó para algunos locales nocturnos de Caracas. En 2015 su compañía dejó de facturar y se quedó sin empleo.

Ahora trabaja cuidando casas. Lo que inició como un favor se convirtió en una nueva forma de ganar dinero e invertir el tiempo en una actividad que, además, disfruta hacer. Robert vigila una vez por semana los apartamentos de las amistades que se encuentran en el exterior; presta el servicio de limpieza una vez al mes, se encarga de los trabajos de albañilería, electricidad y remodelación cuando es necesario y los propietarios se lo piden.
“Todo esto surgió por la necesidad. Primero fue por un amigo que se fue y me preguntó que si le podía cuidar su casa. Le dije que sí, que no había problema. Después se fue mi vecina y me dejó las llaves de su casa para que le diera una vuelta de vez en cuando. Luego se fue una tercera amiga que me pidió el favor de que le cuidara la casa; tampoco tuve problema en hacerlo”, indica el venezolano de 54 años, quien también es comunicador social.

Sistema de monitoreo, una forma de eludir la delincuencia
La mayor preocupación de un propietario, al emigrar, es que su vivienda sea hurtada o invadida. Por ello, Robert al visitar los inmuebles da indicios de que estos todavía están habitados. Deja las luces encendidas, la radio o la televisión.
Llorens señala que es una supervisión que no se limita solo al servicio de monitoreo, como él lo llama, y que en otros países recibe el nombre de Concierge Management Houses: también asiste a las reuniones de condominio para estar al día con lo que sucede en el edificio y mantener informados a los propietarios de los apartamentos.

“Los vecinos me ven de arriba a abajo. Se quedan extrañados porque no soy conocido y tengo las llaves de un apartamento que no es mío. Pero yo con una sonrisa me presento, porque cuando regalas una sonrisa de entrada te reciben bien, y les explico. Les digo lo que hago. Trato de irme bien vestido porque la imagen cuenta y yo estoy prestando un servicio”, asegura.
La migración de venezolanos se intensificó desde 2015. Son muchos los que se han visto en la necesidad de emigrar hacia otras latitudes con la intención de obtener mejor calidad de vida y oportunidades. De acuerdo con datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 1 millón de venezolanos migraron en 2015 y, hasta la fecha, solo 1,6 millones vive legalmente en el extranjero.

Robert encontró en la migración una forma para sobrevivir a la situación económica que enfrenta en Venezuela. Sin embargo, él no considera que lo que hace sea un negocio, a pesar del tiempo que invierte y los costos que le deben pagar los propietarios para el monitoreo de viviendas y la cancelación de los servicios de luz, agua, gas y condominio. Tampoco tiene intenciones de crear una empresa para formalizar la actividad.

Sostiene que las solicitudes que ha tenido del servicio que presta han sido solo de amigos. A veces, las peticiones de los propietarios varían en cuanto al servicio y, por tanto, cambia su precio. “Por ejemplo, ahorita tengo el proyecto de una casa: el dueño quiere que vaya dos veces a la semana a regarle el jardín, ese ya tiene un costo distinto al servicio con el que inicié. Hay personas que se van por una o dos semanas y quieren que les cuide sus mascotas. Eso es otro precio”, explica.
Desde hace dos semanas, Robert publica semanalmente los servicios que ofrece por Instagram y Facebook. Ha tenido buena receptividad y asegura que el número de solicitudes ha aumentado. “Siempre pensaba en cómo promocionarme. Y la mejor promoción que tuve fueron las recomendaciones de la gente. Yo no podía poner un anuncio diciendo: te cuido tu casa si te encuentras fuera del país, porque ¿quién le da la llave de su casa a una persona desconocida para que le cuide el inmueble? Yo no lo haría. Nadie lo hace”, cuenta.
Considera que su trabajo lo hace con cariño y responsabilidad. Espera que el servicio de cuidar las casas sea algo momentáneo, pues insiste en que surgió debido a la crisis económica y no como un trabajo permanente. Mantiene la esperanza de volver a ver a sus amigos en Venezuela. “Me encanta arreglar esas viviendas y darle calor humano. El mayor regalo que puedo darle a mis amigos son fotos y videos de sus casas. Se ponen muy felices. Yo estoy cuidando esas casas para que cuando ellos regresen las consigan tal cual las dejaron, porque tengo la esperanza de que algún día todos los venezolanos que se fueron van a volver”.
*Seudónimo utilizado para resguardar la identidad del entrevistado.

Fuente: El Nacional, 9 de agosto de 2018.

Ante el surgimiento de informaciones y mensajes en redes sociales que manifiestan inquietud y zozobra por las visitas que pudieran estar realizando, en conjuntos residenciales de propiedad privada, personas sin identificación supuestamente vinculadas a consejos comunales, con el objeto de censar viviendas desocupadas, la Cámara Inmobiliaria de Venezuela exhorta al gobierno nacional a que explique si esas actividades son parte de una política oficial.
Según Carlos Alberto González Contreras, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, “no hay ninguna certeza de la identidad de las personas u organizaciones que presuntamente están realizando esta actividad ilegal, a la cual le han dado el nombre de plan ‘ubica tu casa’. Estos rumores pueden desembocar en una acción delictiva por parte de sujetos inmorales que se aprovechan de la situación de precariedad de muchos conciudadanos. Por tanto, es necesario que el gobierno se pronuncie al respecto”.
El presidente del gremio inmobiliario resaltó que el Estado debe garantizar a toda persona el goce de sus derechos, entre ellos el derecho de propiedad privada.
González Contreras expresó que el respeto a la propiedad privada es un requisito indispensable para que Venezuela supere la crisis humanitaria que hoy en día padece, pues sin esa garantía los pequeños, medianos y grandes inversionistas que están interesados en poner su capital y su esfuerzo en el país no podrán confiar en los funcionarios venezolanos.
“Ninguna persona natural o jurídica puede confiar en un país donde, de la noche a la mañana, llega cualquier persona a tomar una propiedad ajena. Las ideas del plan ‘ubica tu casa’ son inmorales porque estimulan el robo y, además, son inmensamente perjudiciales para todos los venezolanos porque destruyen todavía más la confianza en nuestro Estado de Derecho, en las leyes y en el futuro de la sociedad”, aseveró el líder gremial.
A fin de reducir la incertidumbre ciudadana, la Cámara Inmobiliaria de Venezuela reitera su exhortación al gobierno para que informe su posición respecto a los rumores que por redes sociales han sido divulgados en días recientes.

Fecha: 29 de mayo de 2018.
Fuente: Cámara Inmobiliaria de Venezuela

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), junto a las cámaras regionales, ha emprendido un proceso de renovación de las certificaciones de corredores de bienes raíces a nivel nacional. Esta campaña que inició en marzo tiene el objetivo de que actualicen sus certificados aquellos corredores que han cumplido dos años desde su última renovación o desde que recibieron por primera vez su certificado.

La renovación de los certificados obedece a la cláusula décima tercera del Reglamento de Certificación del Profesional Inmobiliario, que dice lo siguiente: “Una vez obtenida la certificación, el profesional deberá renovarla cada dos (2) años ante la Cámara Inmobiliaria regional que le corresponda, y la misma será emitida por la Comisión Nacional Permanente de Certificación, de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, en un lapso no mayor de treinta días (…)”.

Las cámaras regionales tienen el deber de revisar sus registros para identificar a todos los agentes y corredores que tienen sus certificaciones vencidas. Asimismo es su responsabilidad poner a estos profesionales en conocimiento de la situación y convocarlos para que llenen la planilla de solicitud de renovación de certificación y entreguen los documentos requeridos.

Las cámaras regionales enviarán a la Cámara Inmobiliaria de Venezuela las planillas y soportes para su procesamiento, análisis y evaluación por parte de la Comisión Nacional Permanente de Certificación.

Solo los profesionales que cumplan con este proceso encontrará su perfil de corredor en la página web de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (www.camarainmobiliaria.org.ve). En la sección de profesionales del sitio web solo aparecen aquellos profesionales que han actualizado sus certificados y se mantienen solventes con el gremio.

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela también recomienda a las cámaras regionales que localicen en sus registros a aquellos participantes de los cursos de Formación Integral del Profesional Inmobiliario que, luego de finalizar las materias y aprobarlas, no terminaron los procedimientos que conducen a la certificación. Es necesario hacerles saber cuán importante es su registro como agentes o corredores acreditados por la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

La Certificación
La Certificación del profesional inmobiliario constituye el reconocimiento que la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, a través de sus cámaras inmobiliarias regionales, otorga a las personas que han cumplido los requisitos para lograr los estándares de profesionalismo y ética necesarios para el ejercicio de la profesión de bienes raíces.

Para los clientes en operaciones de compra, venta o alquiler, es muy importante la presencia de un corredor profesional que sirva de guía. El corredor es una persona formada y capacitada para ejercer la actividad con ética y profesionalismo, que sabe cómo dar una respuesta oportuna, efectiva y que finalice satisfactoriamente la operación de compra, venta o arrendamiento del inmueble.

La certificación del profesional de corretaje emitida por la Cámara Inmobiliaria de Venezuela le da ese aval que requieren los clientes cuando desean confiar una propiedad o adquirir una fundamentada en negociación clara y transparente.

Fuente: Cámara Inmobiliaria de Venezuela

Consejos y directrices que te pueden venir muy bien para imprimir a tu nuevo domicilio un aire moderno a la par que renovado.

Son tantos los programas de televisión de decoración los que existen, cada día los hay más y más variados tanto dentro como fuera de nuestro país, que nos hacen pensar en más de una ocasión que el proceso de diseño y de decoración de una estancia es algo sencillo. Pues bien, a pesar de que no tiene porqué ser un proceso complicado, no es todo lo sencillo que pudiera parecer en un primer momento.
Por ello, y sobre todo si te acabas de mudar a tu nuevo hogar, hay servicios tan competentes como es el caso de guadalajaramudanzas.es/, te vamos a dar una serie de consejos y de directrices que te pueden venir muy bien para imprimir a tu nuevo domicilio un aire moderno a la par que renovado.

Continuar Leyendo

La presencia activa en redes sociales de nuestra empresa de bienes raíces es un factor decisivo en nuestras futuras labores. Este es un entorno donde muchas agencias inmobiliarias aún no tienen una estrategia concreta ni tampoco saben como obtener resultados de ellas. Pero reconocen su potencial y la importancia de realizar un trabajo minucioso al respecto. Por eso, hoy conoceremos el branding, un concepto estrechamente ligado al marketing inmobiliario y que nos ayudará a crear, posicionar nuestra marca y posteriormente, generar nuevas oportunidades de negocio.

Continuar Leyendo

Compartir